Las enfermeras incluyen los abdominales hipopresivos en su formación

Las enfermeras se forman en abdominales hipopresivos y gimnasia abdominal hipopresiva para combatir la incontinencia urinaria de las mujeres.

Abdominales hipopresivos. Incontinencia urinaria
Abdominales hipopresivos. Incontinencia urinaria

Los abdominales hipopresivos en la formación sanitaria

Los abdominales hipopresivos y la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) se están incluyendo en la formación específica del personal sanitario y especialmente en enfermería, para combatir la incontinencia urinaria de las mujeres. Esta alteración fisiológica afecta principalmente a las mayores de 40 años y recientemente está aumentando el número de hombres que también la padecen.

El Colegio Alavés de Enfermería organiza cursos que servirán para dotar a las profesionales de conocimientos suficientes, especialmente en la utilidad de la gimnasia abdominal hipopresiva (GAH) en la prevención y recuperación de estos problemas.

Reforzar el sistema del periné, recuperar el tono muscular abdominal e incrementar la fuerza del suelo pélvico resulta fundamental para las mujeres a la hora de prevenir y tratar las alteraciones de incontinencia urinaria, sobre todo en mayores de 40 años, aquéllas que han dado a luz o con menopausia. En este sentido, el Colegio de Enfermería de Álava ha organizado un curso destinado a sus profesionales sanitarias con el objetivo de que cuenten con formación y conocimiento suficiente sobre esta alteración fisiológica, cómo tratarla y prevenirla a través de la GAH y los métodos hipopresivos y para que puedan orientar y asesorar a las usuarias que la padecen.

Uno de los tipos de incontinencia urinaria más frecuente en mujeres es la del esfuerzo que se produce al toser, correr, saltar o reír, entre otras, y está provocada por el deterioro del suelo pélvico debido a una importante distensión muscular tras el parto y a partir de los 40 años o con la menopausia -debido a la pérdida de estrógenos-. Según señala Josune Martín Izaola, vocal del Colegio de Enfermería de Álava,

“con estos ejercicios y trabajando de forma muy constante, se consigue que esta zona del suelo pélvico esté en mejores condiciones, más irrigada y a nivel de contracción mucho más fuerte”.

Para Martín, la incontinencia urinaria es una

“alteración bastante usual, por lo que es importante prevenirla antes de que aparezca y tratarla adecuadamente en el caso de que se padezca”.

Para ello, destaca la importancia de ser conscientes de que esta alteración puede aparecer en las mujeres y que es necesario trabajar diariamente la zona de los músculos del suelo pélvico y del abdomen, la musculatura de sostén que supone el 80% de la musculatura abdominal.

“Trabajando diariamente con este tipo de ejercicios esa zona estará en mejores condiciones, se recupera elasticidad, tono muscular, está más irrigada e incluso puede favorecer a la hora de mantener relaciones sexuales”.

Pero es necesario ser muy constantes e incorporar estos ejercicios de gimnasia abdominal hipopresiva como un hábito o rutina.

Gracias a este curso, recuerda Martín, “las enfermeras podremos orientar a las mujeres sobre cómo tienen que realizar los ejercicios abdominales hipopresivos y en el caso de que cuenten con una alteración de carácter más grave, derivarlas a otros profesionales. De hecho, ya existen unidades de suelo pélvico en Osakidetza en las que se indica la realización de este tipo de ejercicios de gimnasia abdominal hipopresiva”.

En el contenido teórico se abordarán temas como las bases anatómicas del suelo pélvico, los factores de riesgo abdomino-pelvi-perineales, las patologías más frecuentes del suelo pélvico o las técnicas de tratamiento de la patología del periné. “A través de estos contenidos queremos explicar por qué las mujeres sufren esta alteración y cómo se puede tratar”, indica Nagore Antón, fisioterapeuta y docente del curso.

En cuanto a la formación práctica, se realizarán los ejercicios más adecuados para fortalecer el suelo pélvico. “La gimnasia postural hipopresiva adopta diferentes posturas y en cada postura se realizan distintos ejercicios que van de menor a mayor dificultad. De igual forma, explicaremos distintas pautas para el cuidado del suelo pélvico”, aclara Antón.

Entre estas pautas se explicará lo que se debe hacer, como expulsar aire a la hora de realizar esfuerzos -por ejemplo al levantar peso- y lo que no es recomendable, como realizar grandes esfuerzos manteniendo la respiración.

“Podemos poner como ejemplo de lo que no se debe hacer la realización del clásico abdominal. Con ese ejercicio se produce un descenso de los órganos a nivel pélvico y un debilitamiento de la musculatura del periné”

, sentencia la fisioterapeuta.

Nagore Antón recuerda que es muy importante tener en cuenta que estos ejercicios hipopresivos son fundamentales para todas las mujeres,

“ya que una mujer joven puede sufrir alteraciones de incontinencia urinaria y no solo aquellas que han dado a luz o que tienen una edad más avanzada”.

Por último recordemos que estos problemas se están dando en un número cada vez mayor de hombres, especialmente a partir de los 45 años, así que si quieres prevenirlos o recuperarte, deberías incluir los abdominales hipopresivos entre tus ejercicios cotidianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *